Recomienda esta Reflexión a un Amigo

Dios siempre contesta nuestras oraciones

El papá le preguntó a su hijita: ¿Qué quieres que te regale el día de tu cumpleaños? Ella le dijo: Un ramo de tulipanes. Llegó el día del cumpleaños, y el papá no había ido a comprar las flores. Se acordó y salió corriendo. Pero en ninguna de las floristerías había tulipanes, pues no era la época de esas flores.

Por fin le dijeron: -Le podemos vender unos bulbos de tulipanes muy lindos, los siembra, y después de unos pocos meses usted tendrá tulipanes.

Todo estaba preparado para la fiesta de cumpleaños. La niña preguntó por sus tulipanes, y se enojó al no recibirlos. Se fue a su cuarto a llorar. Después sus padres la consolaron y le dijeron que sembrarían los bulbos y que después de un tiempo tendría preciosos tulipanes. Al fin se consoló.

Pasaron varios meses y por fin las plantas de tulipanes reventaron en flor. Eran lindísimos y la niña tuvo aún más tulipanes de los que había pedido antes.

Comentario:

¿Cuándo fue contestada la petición de la niña? ¿Cuando recibió los tulipanes o cuando se sembraron los bulbos? Yo diría que cuando los bulbos fueron sembrados. Así es Dios con nosotros en nuestras oraciones. Si oramos en fe y con sinceridad, El de inmediato arregla todas las cosas de tal modo que a su debido tiempo nosotros recibimos la respuesta a nuestras oraciones. Pero la contestación siempre debe ser según la voluntad de Nuestro Padre Celestial. ¡El sabe mejor!.

Cita Bíblica:

Jesús dijdo: “Busquen primero el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás se les dará por añadidura”. (Mateo 6, 33)

Reflexiones Relacionadas
 

Ver todas las Reflexiones   

Si deseas recibir notificaciones cuando se incorporan nuevas reflexiones, ingresa aqui tu e-mail