Inicio arrow Santa Teresita arrow Retiro con Santa Teresa del Niño Jesús arrow Santa Teresa del Niño Jesús y su caridad con el prójimo

Galería Imagenes


01c_thumb.jpg





Ultimos Comentarios

Primer día
JESÚS Y MARÍA TE PIDO POR LO MISMO DE SIEMPRE. POR EL ALMA...
08/12/19 03:58 Leer más...
Escrito por Liz y Rosarito

Septimo día
Petición urgente
Santita mía, mi santa teresita, te pido pida as des que ego...
08/12/19 02:48 Leer más...
Escrito por Carolina

Noveno día
Jesus y Maria gracias por todo te pido lo mismo de ayer.Dano...
07/12/19 00:47 Leer más...
Escrito por liz

Lluvia de Rosas es y seguirá siendo gratuito para todo el mundo, y es por ello que necesitamos de su ayuda para seguir creciendo como instrumento de propagación de la fe católica a través de Internet:






Santa Teresa del Niño Jesús y su caridad con el prójimo PDF Imprimir E-Mail

Si me amáis, guardaréis mis mandamientos (Jn. 14, 95). Esto os mando: que os améis unos a otros (Ib. 15, 17). Mis mandamientos se reducen a uno: amaos los unos a los otros. Estos dos amores, amor de Dios y amor del prójimo, son inseparables.

Así lo comprendió Teresa. Oigamos sus confidencias:

Procuraba ante todo amar a Dios, y amándole a El comprendí el deber de la caridad en toda su extensión». «Cuando más unida estoy a Jesús, más amo a todas mis Hermanas». Había comprendido a su Maestro. Jesús ama a Dios su Padre, y en virtud de ese amor ama también a los hombres, porque el Padre los ama, y se entrega por ellos. Quien dice que ama a Dios y no ama a su hermano es un mentiroso (1 Jn. 4, 20). La razón es muy sencilla: ¿Pues quien no ama al prójimo a quien ve, cómo amará a Dios, a quien no ve?

Amar a Dios, que nos ama; amar a los hombres porque Dios los ama; es la esencia del Evangelio. Teresa lo comprendió y lo vivió.

Aquí palpamos la identidad de la ley de la renuncia y de la ley del amor en el espíritu del Evangelio y en el alma de Teresa. Observar la ley de la caridad es renunciarse a sí mismo, a fin de vivir para los demás.

La Sabiduría evangélica, que tan bien entendió Teresa, se reduce a una palabra: ¡Amor! Amor a Dios y, en El, a todos los hombres. La caridad es la plenitud de la ley (Rom. 13, 10). Pero, notémoslo, la práctica de esta Sabiduría es humilde y modesta. Condición esencial para que nuestra caridad sea real y no imaginaria, para que exista no en fórmulas y palabras, sino de hecho y en verdad. No amemos de palabra ni de lengua, sino de obra y de verdad (1 Jn. 3, 18).

En nuestra vida real, nuestras relaciones con el prójimo, con nuestros hermanos, se reducen a una serie de circunstancias vulgares, insignificantes, de pequeños detalles; en ellos hemos de practicar la caridad, el olvido propio. Desperdiciar esas ocasiones es exponerse a vivir de ilusión, reduciendo nuestra caridad al terreno de la teoría. Al contrario, la verdadera práctica de la caridad consiste en estar alerta para descubrir y aprovechar esas pequeñeces. Así lo hizo Teresa, entregándose a sí misma y sobrellevando a los demás.

Veamos su caridad bajo este doble aspecto: entrega de si; paciencia con el prójimo.

1

Don de sí.

Con verdadero gusto os presento este botón de muestra: «Una palabra, una sonrisa amable, basta muchas veces para que un alma triste se desahogue». Nada más a nuestro alcance que esta forma de vivir el don total.

Otro detalle: «Mis mortificaciones consistían en romper mi voluntad, siempre dispuesta a imponerse; en no replicar; en hacer pequeños servicios sin darlo importancia». O bien: «Si me cogen una cosa de mi uso, no debo dar a entender que lo siento, sino, al contrario, mostrarme feliz de que me hayan desembarazado de ella». Estos rasgos tan insignificantes nos revelan la delicadeza de su caridad. Y nos enseñan que esta virtud implica el olvido propio. Y eso es lo que de ordinario nos falta. Aun en el deseo de practicar la caridad nos mueve a veces el secreto afán de parecer caritativos.

Nada de eso se advierte en nuestra Santa: «No debo ser complaciente para parecerlo o para ser correspondida». Y recuerda las palabras de nuestro Señor: Y si hacéis bien a los que bien os hacen, ¿ qué mérito es el vuestro? Puesto que aun los pecadores hacen lo mismo (Lc. 6, 33). Qué sugerente es su interpretación de estas otras palabras del Maestro: Al que te pida, dale..., y al que quisiera quitarte la túnica, alárgale también la capa (Mt. 5, 40). ¿Qué entendemos por «alargar la capa»? Dice Teresa: «Renunciar a los más elementales derechos; considerarse esclavo de los demás». Esto es puro Evangelio. Y, notémoslo, Teresa se da cuenta de que, «lejos de agradecer sus servicios, abusarán quizá de su amabilidad. Fácilmente cargarán de trabajo a las que siempre están dispuestas a ayudar».

¿Cuál será su conclusión práctica? Merece la pena subrayarlo: «No debo alejarme de las Hermanas que fácilmente me piden favores». Conoce los subterfugios del egoísmo y recuerda las palabras del Maestro: No tuerzas tu rostro al que pretende de ti algún préstamo (Mt. 5, 42). Nada tiene, pues, de extraño que se imponga como regla de conducta: «No basta dar al que me pida; es menester adelantarme y mostrarme muy honrada de que me pidan un favor».

Citemos un rasgo de cómo vivió nuestra Santa este principio. Había en el Carmelo una Hermana anciana y enferma que apenas podía andar. Era difícil contentaría; había que sostenerla por detrás, por delante; andar ni demasiado de prisa ni demasiado despacio; en llegando al refectorio había que instalarla de cierta manera, recogerle las mangas a su modo, disponer los cubiertos, cortar el pan también a su modo. La pobre enferma se quejaba constantemente. Teresa se ofreció a ayudarla y se hizo su esclavita. Y con paciencia llegó a hacer sonreír a la pobre Hermana. Qué ejemplo tan sugestivo! Para conquistar las almas no bastan los ademanes correctos, pero fríos; es preciso amarlas, es preciso entregarse. En eso consiste la caridad, en el don de sí, en el olvido propio. Es la enseñanza de Jesús en el Evangelio. ¡Y qué bien la comprendió Teresa!

2

Soportar a los demás.

El olvido propio, es decir, la caridad, exige con el don total de sí mismo la benevolencia con el prójimo. La práctica de la caridad no será perfecta si no soportamos pacientemente al prójimo. «Pacientemente». No olvidemos que la paciencia es la raíz de toda virtud. San Pablo comienza el elogio de la caridad con estas palabras: La caridad es paciente (1 Cor. 13, 4).

La primera condición necesaria para practicar la caridad es resolverse a ser paciente cueste lo que cueste. Paciencia con todos y en todo; es preciso sufrir las flaquezas del prójimo, carácter, defectos, faltas, imperfecciones. Vemos cómo supo Teresa ejercitar esta virtud. Dejémosle la palabra.

Santa Teresa del Niño Jesús sentía una antipatía natural muy acentuada hacia una Hermana que tenía el don de desagradarle en todo. Para no dejarse llevar de sus sentimientos se valió de un medio ingenioso durante muchos meses, hasta conseguir una victoria completa. «Procuraba -dice la Santa- hacer por esta Hermana lo que haría por la persona más querida. Cada vez que la encontraba pedía a Dios por ella; no contenta con esto, procuraba prestarle cuantos servicios pudiera, y cuando se sentía tentada de contestarle bruscamente, le dirigía su más amable sonrisa. Con frecuencia, al yerme tentada con mayor violencia, para que ella no se apercibiera de mi lucha interna, huía como un soldado desertor». Y confiesa alegremente «que este medio, poco honroso quizá, le dio un gran resultado».

El ejemplo es típico. La Hermana en cuestión tenía el don de desagradar a Teresa «en todo». Este «todo» es categórico. La táctica de la Santa en este caso es aleccionadora: toma la ofensiva. No se contenta con evitar las manifestaciones exteriores de su antipatía natural, es decir, de sus impresiones egoístas. Para vencerse totalmente extrema las demostraciones de simpatía y de afecto. De hecho, esta táctica es la más eficaz y la más fácil; sólo ella proporciona al alma entusiasmo y alegría; la alegría del amor plenamente satisfecho. La victoria fue completa, tanto que su hermana mayor, María, le reprochó que amase a la religiosa en cuestión más que a sus propias hermanas, y aun la misma interesada, que naturalmente le era tan antipática, llegó a creer que era su mejor amiga. ¡Así combaten los santos!

Fácilmente comprenderemos, pues, las siguientes palabras de Teresa: «He comprendido que la verdadera caridad consiste en soportar los defectos del prójimo, en no extrañarse de sus debilidades». Pero Teresa no se contenta con esto. Su mirada, iluminada por el amor, ve en esas flaquezas del prójimo otros tantos instrumentos que Dios le depara para liberarla de si misma, de su amor propio, de su egoísmo. Consecuente con esta idea, pidió y obtuvo que la pusieran en la ropería, bajo la dependencia de una Hermana que, por su carácter difícil, inevitablemente -Teresa lo sabía- había de hacerla sufrir mucho. El resultado fue el mismo: la victoria o, mejor, una serie de victorias.

Conocía el valor de este consejo que daba a las Novicias: «Cuando sintáis una violenta aversión hacia una persona, pedid a Dios la recompense, porque os ocasiona sufrimiento. Este es el mejor medio de recuperar la paz». Si comprendiésemos el poder santificador de la paciencia, reconoceríamos que las personas que nos hacen sufrir tienen derecho a nuestra gratitud.

Es defecto bastante común que cuando vemos una culpa o equivocación en el prójimo nos empeñamos en hacérselo ver. Veamos qué piensa la Carmelita de Lisieux de estas impaciencias disfrazadas: «Querer persuadir a nuestras Hermanas de que son culpables, aun cuando esto sea cierto, no es buena táctica. No hemos de ser jueces de paz, sino ángeles de paz». Esta palabra, «ángel de paz», es muy evangélica, aun cuando no figure en el Evangelio.

La joven Maestra de Novicias sabia, por otra parte, que quienes desempeñan ciertos cargos tienen el deber de reprender, de corregir, de orientar a las almas. Ella lo hacía. Pero ¡con qué delicadeza! A impulsos de su caridad, curaba y fortalecía a las almas enfermizas. «Siento -escribía- que debo compadecerme de las enfermedades espirituales de mis Hermanas, como usted, Madre, se compadece de mi enfermedad física». La Santa estaba por entonces enferma, y los cuidados que le prodigaba su Madre Priora le sugerían esta reflexión.

¡Cuánta psicología sobrenatural y evangélica encierra esta su regla de dirección! « ¡Con cuántas precauciones hay que tratar a las almas que sufren! A veces, inconscientemente, se las hiere por falta de miramientos, por desatenciones o procederes poco delicados, cuando sería necesario prodigarles toda clase de alivios».

¡Qué aroma de Evangelio respiran estas reflexiones! Práctica del Evangelio en el contacto con las mínimas circunstancias de la vida real, de la vida cotidiana; práctica del Evangelio continua, ininterrumpida. Paciencia, comprensión con el prójimo; he ahí la caridad de Cristo.

Un último rasgo, que 'pone de relieve las delicadezas de la Santa, muestra al mismo tiempo cuánto le costaban las victorias de la caridad, lo cual no deja de ser alentador. Se trata de una Hermana que en la oración no cesa de menear el rosario, con el ruidito consiguiente. «Hubiera querido -dice- volver la cabeza (quién no lo hubiera hecho) para mirar a la interesada a fin de que cesara el ruidito. Pero comprendí que era mejor sufrirlo pacientemente para evitar a la Hermana una pena.» Y añade: «Procuraba, pues, quedarme quieta, pero a veces me inundaba el sudor y mi oración era de sufrimiento y de lucha.» Teresa hubiera sucumbido en ella si su caridad no le hubiera sugerido una estratagema eficaz, infantil quizá, pero que puede ser un recurso en casos análogos. «Procuraba aficionarme a ese ruidito desagradable. En lugar de esforzarme en no oírlo cosa imposible-, lo escuchaba atentamente como si se tratara de un maravilloso concierto. Y mi oración, que ciertamente no era de quietud, se reducía a ofrecer ese concierto a Jesús».

¿Ingenuidad? ¿Puerilidad? Quizá; pero no hemos de olvidar que de los niños es el reino de los cielos.

De creer es que la ofrenda de este concierto fue grata a Jesús. Nada es pequeño si tiene por móvil la caridad. Esa es la infancia evangélica. Y Teresa lo ha comprendido.





  Comentarios (78)
 26 Agradecer y Pedir .
Escrito por MARIELA, el 10-08-2011 00:20
Santa Teresita del niño Jesus,quiero agradecerte poque hace 11años pedi que me concedieras un hijo y nacio Ailen,GRACIAS la fé mueve montañas.Despues de 10 años volvi a quedar embarazada y nació Julieta hoy tiene 15meses GRACIAS.. Siempre siento tu presencia que esta cuidandome. Hoy me gustaria volver nuevamente a ser mamá, quiero quedar embarazada ayudame que se me cumpla mi petición y te pido por Veronica Espil de ser mamá también..AMÉN....
 27 agradecimiento
Escrito por daiana, el 10-08-2011 00:14
Querida santa teresita no nos alcanza la vida para agradecerte por haber salvado junto a jesus a mi hermano es muy largo de explicar pero vos estuviste a su lado cada vez que le agarraban las convulciones porque eso es lo que provocabasu enfermedad(menenjitis) tu imagen estaba en el medio de la sala de terapia de niños y nosotros no sabiamos bien de tu existencia hasta que nos dijeron q te pidamos con mucha fe y que ibamos a recibir una rosa de tu parte y asi fue...nos mandaste esa hermosa rosa roja que nos dejaron para nosotros en la casa de mi abuela un primo de mi mamá que casi nunca veiamos es algo inexplicable pero asi fue y hoy tengo a mi hermano a mi lado con una minima secuela pero a mi lado...muchas gracias por todo
 28 Pedido
Escrito por Marcela, el 27-07-2011 11:17
Santa Teresita: te pido intercedas ante el Espíritu Santo por la recuperación física, psíquica y espiritual de mi hijo. Que sea un muchacho sano y feliz. 
Muchas Gracias
 29 pedir una petición
Escrito por Silvia, el 27-07-2011 10:12
Te ruego Santa Teresita intercedas ante Dios nuestro Señor por el matrimonio demi hija Aldana y Mauro que están atravesando una profunda crisis, para que el hombre no separe lo que Dios ha unido. Es el mayor deseo de mi esposo y mío, pero que no se haga nuestra voluntad sino la del Señor. 
Amén.
 30 gracias
Escrito por lili, el 21-07-2011 22:28
santa teresita te pido por todos mis problemas internos q tu ya sabes, y te doy gracias porq di u primer paso, de lo q te pedi, cuesta pero mejorara.... gracias
 31 STA TERESITA
Escrito por Biby, el 17-07-2011 14:00
Te pido que intercedas ante Dios en Nombre de Su Hijo Jesús para que me otorgue salud,física, espiritual, emocional. Que pueda servirle en los lugares donde El me envíe,que sienta la felicidad y confianza que Dios otorga cuando en El se confía. Que derrame abundantes bendiciones sobre mi familia y seres queridos. Que pueda formar una familia cristiana basada en el repeto y amor con un buen hijo de Dios.
 32 PEDIR UNA PETICION
Escrito por LETICIA, el 21-06-2011 09:53
SANTA TERESITA TE PIDO POR LA BENDICION DE MI MATRIMONIO PARA QUE NOS RESPETEMOS Y CUIDEMOS MUTUAMENTE PARA QUE POR TU INTERCESION LA SAGRADA FAMILIA NOS ILUMINE COMO PADRES Y ESPOSOS ,POR MI HOGAR MIS TRES HERMOSOS HIJOS.COMFIO EN TI SANTA TERESITA.QUE ASI SEA.
 33 pedir una peticion
Escrito por alicia, el 21-06-2011 09:07
santa teresita te pido,por mis hijos,flia y mis ñietos,por mitanbien,que no falte la salud,el amor y trabajo,por la venta de la casa que tenemos con mis hermanas porque todos precisamos ese poquito de dinero,para salir adelante,pero que se a tu boluntar gracias santa terecita por abrazo,
 34 pedir una peticion
Escrito por alicia, el 21-06-2011 09:07
santa teresita te pido,por mis hijos,flia y mis ñietos,por mitanbien,que no falte la salud,el amor y trabajo,por la venta de la casa que tenemos con mis hermanas porque todos precisamos ese poquito de dinero,para salir adelante,pero que se a tu boluntar gracias santa terecita por abrazo,
 35 Escrito por CECILIA, el 16-05-2011 17:24
mi querida santa teresita, te ruego por favor que a mi marido y a mi nos llamen para que ocupemos los puesto de trabajo que estamos pidiendo, ya que por mucho tiempo nos han negado la oportunidad, por favor cambia nuestra mala racha de años, y tambien te pido por la salud de nuestros familiares que bastante quebrantada está. te amo mi santa teresa nunca olvidare las rosas que me enviaste, nunca me abandonaste.
 36 Escrito por Sin nombre, el 12-05-2011 14:59
querida Tere, quieiera por favor que intercedieras ante DIos por mi amiga, para que la hagas tan santa como tu (paciente y entragada a DIos)...Confio en ti.
 37 peticion
Escrito por stella marys, el 20-02-2011 15:09
te pido por mi corazon dolido que me ayudes a estar felis y disfrutar de lo bueno que tengo santita escucha mis ruegos
 38 por sergio
Escrito por juli, el 13-01-2011 11:36
te pido que intercedas por mi corazon dolido y trista..por el corazon de sergio..enseñame a mar y no juzgar y querer hacerle mal..aquien no me ama como yo lo amo.toma mi corazon egista..toma el corazon de sergio que se acerque a dios..
 39 Petición por la salud de Jorge Odriozola
Escrito por lorena Vaccarini, el 06-01-2011 14:56
Querida Santa Teresita, pido que intersedas por la recuperación de la salud de mi esposo Jorge, y así criar juntods a nuestro hijo Andrés. Santita devuelvele la salud y la fe. Te lo pido por favor y bendice a nuesra familia y amigos que tanto nos apoyan en este duro momento. Amen
 40 gracias
Escrito por citia coronel, el 05-11-2010 15:21
Santa Teresita,te doy las gracias por todo!!! Te amoo
 41 Trabajo,salud y felicidad
Escrito por nelly, el 01-11-2010 21:39
Querida santita,te pido que envies sobre mi hijo ulises tu lluvia de rosas y petalos,que pueda tener felicidad,que tenga mucho trabajo y salud,que pueda formar una familia como la de nazareth,intercede por el ante Dios Nuestro Señor,que lo bendiga con las gracias que te pido segun su voluntad,que puedan venirle tiempos de buena cocecha.Gracias por estar siempre.Amen.-
 42 pedido de oracion
Escrito por marta, el 16-10-2010 09:23
Santa Teresa te pido intercedas por mi ante Dios Nuestro Señor para que le de la recuperación a Felicitas que desde que nació hace 50 días no ha despertado.
 43 sta teresita derrama sobre mi unos petal
Escrito por mariana, el 06-10-2010 18:39
ayudanos por tu interseccion, ante jesus a que nos perdone nuestros pecados de cada dia, para poder tener estabilidad economica, por nuestras hijas, por nosotros mismos por nuestras familias, no te pedimos demas sino lo justo y necesario...lo que el diga sera, danos salud para las nenas, y nosotros, que no apartemos del señor, envianos tu lluvia de rosas y petalos, para asi alcanzar la gracia que te pedimos en nombre de sat teresita...gracias por los favores recibidos que fueron muchos....
 44 PIDE PACIENCIA PARA MI DE JESUCITO TERES
Escrito por sara zermeño, el 06-10-2010 17:03
teresita quiero ser paciente como tu lo fuiste,pidele a mi jesucito que me de la paciencia para siempre esperar de el lo mejor y mas sabio, que me perdone mis deseos pasados de venganza, y por eso le pido con sinceridad bendiga a la sra guillermina, a su hija guille,a erica y a berenice y a olivier. 
 
la 1a me causo con sus burlas una herida que ya poco a poco va sanando, la 2da es su hija y yo extendi mi oidio hacia ella, las otras 2 tambien me causaron molestias y el ultimo hizo sufrir a mi prima mas querida, te pido que me perdones, jesus, lo mucho q odie a dichas personas, pidiendote que las bendigas y cuides, te lo pido como si fueran mis amigos, son mis hermanos porque tambien son hijos tuyos y te doy gracias porque me libraste del odio venenoso y te pido me des paciencia cuendo encuentre a gente asi en el futuro.
 45 médica
Escrito por fabiana marcela marzetti, el 02-10-2010 23:28
Pido humildemente y con mucha fe por la salud de mi hermana, se merece por su labor aliviar su sufrimiento y que Santa Teresita con todo su amor la y nos acompañe siempre. Gracias
 46 Paciencia y Amor
Escrito por MARIO FERNANDEZ, el 02-10-2010 13:34
Como Quisiera parecerme a Santa Teresita.Le pido a Santa Teresita su intersecion ante la Santisima Virgen y ante nuestro Santo Dios para que mejore mi vida y la de toda mi familia.Muchas Gracias
 47 gracias y una rosa
Escrito por teresa, el 02-10-2010 02:42
Gracias Santa Teresita. Te pido especialmente en tu dìa por mi mamà y te pido una rosa señal de que estás cerca.
 48 Escrito por ana maria, el 01-10-2010 23:49
te quiero santa teresita quiero una lluvia de flores de gracias, te agradezco por todo lo que nos das te envio todo mi cariño
 49 Lluvia de rosas
Escrito por Patricia, el 01-10-2010 23:26
Te pido bendigas mi familia, mis amigos, mi trabajo. Especialmente, me ayudes a estar en paz y armonía; que pueda resolver mi situación sentimental. Que acompañes y orientes a mis hijos.
 50 Bendiciones
Escrito por Mabel, el 01-10-2010 21:37
En tu día, Sta Teresita, te ruego derrames sobre mi hija Mª Luján una lluvia de rosas y le concedas el milagro que siempre te pido. Gracias por tu amor, tengo fe que me escucharás!!! Una mamá angustiada.


 
< Anterior   Siguiente >




Advertisement Advertisement Advertisement

 

        


Copyright ® 2006-2013 LluviadeRosas.com