Inicio arrow Santa Teresita arrow Escritos sobre Santa Teresita arrow Santa Teresa del Niño Jesús y su "Caminito"

Galería Imagenes


photolefts_thumb.jpg





Ultimos Comentarios

Cuarto día
Ruega por nosotros Teresita
Florecita cuida y protege a mi mama a mis hermanos y sus fam...
12/08/20 23:38 Leer más...
Escrito por Maria

Cuarto día
Salud
Santa Teresita ayúdame por favor. Levantame 🙏🌹
12/08/20 16:28 Leer más...
Escrito por María C

Quiero que esta noche te quede...
How Lord Masuka brought my bf back
Hola a todos. Estoy aquí para testificar de un gran y poder...
12/08/20 07:28 Leer más...
Escrito por Chawn Guru

Lluvia de Rosas es y seguirá siendo gratuito para todo el mundo, y es por ello que necesitamos de su ayuda para seguir creciendo como instrumento de propagación de la fe católica a través de Internet:






Santa Teresa del Niño Jesús y su "Caminito" PDF Imprimir E-Mail

Se llama caminito porque prescinde de los caminos extraordinarios, y demuestra el estado de infancia ante Dios y porque es corto en cuanto renuncia a distancias que se pueden medir. No es caminito porque es el que recorren las personas imperfectas. La misión de santa Teresa del Niño Jesús será enseñar su caminito: "Presiento que voy a entrar en el descanso, pero sobre todo presiento que mi misión va a comenzar: la misión de hacer amar a Dios como yo le amo, de entregar mi caminito a las almas".

El caminito de Teresa es el primer mandamiento cumplido con toda verdad.

Tras la anestesia puedes cortar lo que quieras. El amor de Dios adormece los apetitos. Ella nos cuenta que cuando ve a su Dios mendigo de amor no lo puede resistir. El crucifijo del patio le mendiga sacrificios. Pero su amor es tan delicado que quiere ser "imitación de la humilde violeta, que derrama su aroma sin que las criaturas sepan de dónde viene el perfume. Lo ha aprendido en su Maestro y consanguíneo, San Juan de la Cruz.

Para no afligirle no llorará delante de Dios. «¿Llorar delante de Dios? No, para no entristecerle» . Por lo mismo sonreirá durante las disciplinas. Quiere coger a Jesús por el Corazón. Si un niño se echa al cuello de su madre... todo lo consigue. Y esto vale para todos, aunque fuera una gran pecadora como Magdalena o el buen ladrón.

Santa Teresa del Niño Jesús y las necesidades de nuestro tiempo.

El Papa Pablo VI, en carta dirigida al obispo de Bayeux - Lisieux, conmotivo del Centenario del nacimiento de santa Teresa, quiso que el mensaje de la Santa de Lisieux, fuera expuesto de acuerdo con las necesidades espirituales de nuestro tiempo. "Formulando estos votos con un corazón ardiente, os alentamos, querido hermano en el Episcopado, a emplear todos los medios para que el mensaje de la Santa de Lisieux sea expuesto nuevamente, meditado, profundizado, de acuerdo con las necesidades de nuestro tiempo... (Ecclesia, 20 enero 1973, pág. 11).

Las necesidades de nuestro tiempo...unos se secularizan porque no encuentran aún bastante clara la identidad del sacerdocio... Otros apenas si tienen tiempo para las pequeñas tareas sin brillo, pensando que son ellos los que forjan la historia de la Iglesia... Otros, en busca de novedades, resucitan errores ya viejos en la historia multisecular de la Iglesia... Las necesidades de nuestro tiempo... Lo que está necesitando la Iglesia de hoy es el programa que Teresa del Niño Jesús nos propone: su caminito de infancia espiritual. A lo que menos nos resignamos es a ser niños. Ya somos muy mayores. Y se proclamará con voz ahuecada llena de soberbia que hemos llegado a la mayoría de edad. Con tanto como hoy se sabe... Con las cumbres tan altas que ha alcanzado a estas horas la inteligencia del hombre... hacernos niños... Y sin embargo Jesús nos dice: "Si no os hiciereis como niños no entraréis en el Reino de los Cielos» (Mt 18,3). Pero hacernos niños supone dar un golpe mortal a la soberbia en que se está destruyendo la vida humana. Dar valor a las cosas pequeñas. Porque no son las cosas las que tienen valor sino el amor con que están vivificadas. Dios no necesita nuestras deslumbrantes obras, nuestras retóricas huecas... Lo que Dios busca es nuestro amor. Y el amor puro puede vivificarlo todo: desde las recepciones de un Jefe de Estado hasta la acción tan trivial de pelar patatas en la cocina. He ahí las necesidades de nuestro tiempo. Esta es la llaga que con dedo certero señaló el Papa Pablo VI cuando pidió "que el mensaje de santa Teresa fuera propuesto de acuerdo con las necesidades de nuestro tiempo". Es el amor por lo pequeño, el cuidado de lo más opaco, la atención a las cosas más insignificantes, que son las que constituyen en mayor número la vida humana, lo que hay que hacer y además, hacerlo por amor de Dios.

En eso es maestra Santa Teresa. Su vida se desliza uniforme casi monótona, por claustros, celdas y oficinas. Por la mañana trabaja en la ropería; barre la escalera y el dormitorio. Por la tarde sale a arrancar hierbas en la huerta. Otra temporada se encarga del comedor: prepara el pan, sirve el agua, distribuye la cerveza entre las hermanas. La nombraron sacristana y con gozo manejaba los vasos sagrados. A veces pinta o escribe poesías. Nada extraordinario. Dada su debilidad de enferma no puede seguir todos los actos de comunidad ni practicar las penitencias de la Orden; y, sin embargo, avanza velozmente hacia la santidad. ¿Cómo?

Haciendo actos extraordinariamente pequeños pero vivificados por un amor purísimo. Ese es el secreto de su vida espiritual. Ese amor, que es, a la vez, confianza filial y desprendimiento de sí misma, es el ascensor divino, que la eleva, sin esfuerzo aparente, hasta los brazos de Dios. Este es el caminito suyo, el de su infancia espiritual; programa de vida para las almas pequeñitas a los ojos de los hombres; nuevo sistema espiritual, en el que han desaparecido los métodos complicados; santidad ingenua, sin matemáticas y sin alardes. Es la pura doctrina evangélica, despojada de todo aquello con que la habían ido recubriendo los hombres.

Una noche al salir del coro para ir a la celda se encuentra sor Teresa con que su linterna no está en el anaquel. Alguien se la llevó equivocadamente. ¿Irá a reclamarla? Si no lo hace tendrá que estar en la celda a oscuras una hora. Y sin poder trabajar, hoy precisamente que tenía mucho trabajo. Teresa calla. Se va a oscuras a la celda, y a oscuras se pasa una hora, ofreciendo gustosa aquella privación que ocasiona la pobreza. ¿Veis por qué he dicho antes que el Papa señaló con dedo certero las necesidades de nuestro tiempo? Cualquier joven de hoy creerá que así no se realiza, que es hora de protestar y de contestar. La contestación tan en moda, no entra en el camino sencillo, pero arduo, de la infancia espiritual.

Durante la oración de comunidad en el coro, al lado de Teresa una hermana hace ruido molesto y persistente moviendo su rosario grande. Teresa, que tiene un oído finísimo, afinado aún más por su misma enfermedad, se siente muy molesta. Ha sentido muchas veces el impulso de volver la cabeza para llamar la atención a la hermana del ruido, pero se ha dominado pensando que sufrir aquello por amor de Dios y del prójimo, es mejor que gozar de un místico recogimiento y se vence, aunque la violencia que tiene que hacerse le hace sudar copiosamente. Y en vez de taparse los oídos, los aplica al ruido desagradable con el mismo interés que si escucharía un concierto delicioso.

Otro día está en el lavadero. Frente a sor Teresa, que lava ropa, una hermana le salpica la cara con agua sucia de pañuelos. Siente un primer impulso de alejarse limpiándose la cara, como una manera de advertir a la hermanita su faena. Pero, no; aquellas gotas que son de agua sucia para el cuerpo, pueden convertirse en perlas para el alma, Teresa aguanta la aspersión con rostro sereno, y hasta con espíritu gozoso, mientras el natural siente la repulsa de aquella rociada desagradable.

Algunos se resignan con pasividad; otros se encierran en su egoísmo o en el goce inmediato; otros se endurecen o se rebelan; otros, se desesperan. A unos y a otros Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz enseña a no contar con solas sus fuerzas, ya se trate de la virtud o de la limitación, sino con el amor misterioso de Cristo, el cual es mayor que nuestro corazón, y nos asocia a la ofrenda de su Pasión y al dinamismo de su vida. ¡Ojalá pueda ella enseñar a todos el "pequeño camino real" del espíritu de infancia, que es justamente todo lo contrario de la puerilidad, de la tristeza!

Crueles pruebas de familia, escrúpulos, temores y otras dificultades, incluso parecía que iban a ser capaces de impedir su perfección; la enfermedad no perdonó su juventud; y lo más duro: tuvo que experimentar profundamente la noche de la fe. Y Dios le hizo encontrar en el fondo mismo de esa noche, el abandono y el valor, la paciencia y la alegría, en una palabra, la verdadera libertad (Pablo VI). Santa Teresa del Niño Jesús sembró amor y cosechó amor. Amor hace falta ya, ahora mismo.

Cuando Pablo VI en la apertura de la cuarta y última sesión del Concilio dijo: "éste ha sido un grande y triple acto de caridad hacia Dios, la Iglesia, la Humanidad", (10 septiembre 1965) estaba dando la pauta de todo el supremo quehacer del hombre y nos compendiaba que la oríentación básica de toda renovación posconciliar es el Amor, que por su propia naturaleza va dirigido hacia Dios y hacia los hermanos.

El teólogo converso del ateísmo Olivier Clément, moldeado por la teología patriótica y muy conocedor de la literatura rusa, nos ofrece una de sus más bellas páginas sobre el Amor de Dios "más fuerte que todo el mal del mundo". "Hoy, quizás por primera vez en la historia, los cristianos se van volviendo pobres y libres". El papel del cristianismo no es luchar contra la secularización, que es un hecho, sino hacer que esta secularización llegue a ser positiva, es decir que permita a la Iglesia ser un fermento y no un poder. Hoy existe una apertura a lo pequeño, a lo sencillo, hay una vuelta a las cosas esenciales".

Autor: Jesus Marti Ballester




  Comentarios (86)
 76 Confío en tu intercesión poderosa
Escrito por Gelga, el 10-02-2009 02:15
Amada Teresita, hoy es el primer día de la novena y me siento muy confiada, ayudame a terminarla devotamente. Te encomiendo mi intención, pues me preocupa mucho. Te agradezco por todas las veces que me haz ayudado y te pido perdon por las veces que no he sabido agradecer. Gracias Señor por darnos a esta hermosa santita. Gracias Tere ¡¡¡
 77 casualidad??????????????
Escrito por teresita fernanda castro, el 09-02-2009 21:13
Cuando yo era pequeña(4 años aprox),mi mamá, devota de Santa Teresita, le rezó la novena, y yo, sin saber, le entregué en mano propia unas rosas rojas que una vecina me había regalado cuando le comenté que me parecían muy bonitas. Yo decidí dárselas a mi mamá, porque vivíamos en departamento y soñábamos con tener un jardín con muchas plantas y flores. Eso era imposible dada la situación.Por dónde vivíamos no había nada de eso. No puedo olvidar su expresión de asombro y sus ojos llorosos cuando se las dí. Justo habían pasado 3 días de la finalización de la novena que ella le había rezado. Para mi mamá fue muy especial que yo, su hija, \\\\\\\"Teresita\\\\\\\" se las dé. Fue la primera vez que le regalé flores a mi mamá. Luego de un tiempo, meses o años, se repitió lo mismo. No es que mi mamá se la pasaba rezando novenas y ella me hacía partícipe, sino que en esas oportunidades se dió exactamente y sin hablar públicamente del tema. Siempre al 3er día yo caía con una flor y se la obsequiaba. Yo desconocía de sus prácticas espirituales y privadas. Casualidad????????????????????????
 78 Te pido desde el corazón
Escrito por Gabriela, el 12-01-2009 16:40
Santa Teresita te pido que se solucione mi problema de pareja, los dos nos amamos y que pueda tener ese bebe tan deseado, Gracias! Amén.
 79 SATA TERESITA DEL NIÑO
Escrito por LEONARDO SAUCEDO, el 25-11-2008 17:20
AMADA SANTA TERESITA DEL NIÑO JESUS YO SE QUE E CONOCES, QUE MUCHAS VECES CUANDO FUI A TU PARROQUIA INTERSEDISTE POR LAS PETICIONES DE MI CORAZON HOY TE RUEGO INTERSEDAS POR MI ANTE NESTROSEÑOR JESUCRISTO TE PIDO UN MILAGRO FINANCIERO QUE LE HABLES Y LE ENSEÑES A MI ESPOSA CUAL ES EL CAMINO TE RUEGO POR ELLA BENDICELA GRACIAS AMEN
 80 gracias Santa Teresita
Escrito por Sonia Zambrano (Jujuy - Argent, el 13-11-2008 21:46
Santa Teresita me hizo el milagro al quinto dia y me regalo 3 rosas al terminar la novena.
 81 Escrito por agustina, el 04-10-2008 14:12
me intereso mucho  
pero no consegui lo qe buscaba
 82 Bendicion recibida
Escrito por Patricia M.Perelli, el 04-10-2008 09:41
Poder llegar a los corazones unidos en el amor a Dios. Al ser de mis manos tu herramienta, para difundir tu clemencia y la bendita "HISTORIA DE UN ALMA" 
Mi depresion se disipa con la bendicion de DIOS. 
GRACIAS! Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
 83 Escrito por Karin Paola, el 03-10-2008 20:29
Gracias Señor por haberme permitido conocer la vida de Santa Teresita y darme la idea del verdadero amor, que por tus gracias y bendiciones diarias,tan solo se te debe profesar, para así mismo brindarlo a través de las actuaciones diarias a quienes nos rodean. Gracias Santa Teresita, por enseñarme que en las cosas mas sencillas y en las personas mas humildes, se encuentra la bondad y la grandeza de Dios; hoy empiezo a ver cada situación de la vida, como un llamado de Dios para no desviarme del camino que me lleva a él.....!!!
 84 Esperando un milagro
Escrito por Myriam, el 03-10-2008 12:18
Amada Santa Teresita te ruego por que se produzca el milagro de que me firmen la comisión de mi pase en el trabajo te lo ruego en nombre de Nuestro Señor confio en que se produzca el milagro Myriam
 85 Gracias Santa Teresita
Escrito por María Serra, el 06-08-2008 16:36
Santa Teresita me regalo una rosa como prueba de que me escucho el pedido, estoy muy felíz por eso
 86 es tambien mi camino
Escrito por liliana boccalandro, el 24-11-2007 23:50
aprendi gracias a Teresita que transitar el camino sel Señor es maravilloso amen


 
< Anterior   Siguiente >




Advertisement Advertisement Advertisement

 

        


Copyright ® 2006-2013 LluviadeRosas.com